Doctor Lens Doctor Lens
Index

¿Cirugía u OK-terapia?

La cirugía refractiva es muy cómoda por el hecho de que, de una vez y para siempre, resuelve los problemas de visión. Sin embargo, los métodos quirúrgicos tienen unas desventajas específicas:

1) Durante y después de la operación se pueden tener diferentes complicaciones que pueden causar daños permanentes a la vista.

 

2) Puede suceder que la corrección de la miopía resulte incompleta o excesiva. No en todos los casos sería posible una operación complementaria.

3) En ocasiones puede ocurrir una dislocación del centro óptico, que resulta en un astigmatismo irregular. Esta situación no se podría corregir mediante cirugía.

4) La frecuencia con que ocurren estas situaciones es bastante baja, pero puede ser difícil para los pacientes tolerar el fracaso, y no aceptar otros pasos adicionales. Las lentes orto-K para el día pueden ayudar en estos casos (véase “las lentes después de las operaciones”).

5) El período de recuperación después de la cirugía puede ser largo y difícil para el paciente.

6) Se pueden dar casos de disminución de la visión en condiciones de poca luz. Desafortunadamente, antes de la operación, el paciente no puede imaginar exactamente cuáles serán sus sensaciones visuales.

7) Después de la operación LASIK, disminuye la sensibilidad de la córnea, lo que puede provocar resequedad en los ojos (síndrome del ojo seco) en diferentes grados de intensidad.

8) También puede haber algunos problemas post-operatorios que disminuyan la agudeza y comodidad de la vista (por ejemplo, retorno parcial de la miopía) que pueden no desarrollarse inmediatamente, si no mucho después de la cirugía.

El resultado de orto-K recuerda el de las operaciones quirúrgicas – el aplanamiento de la parte central de la córnea – lo que produce buena visión sin necesidad de gafas o lentes de contacto. La diferencia consiste en que el efecto de orto-K es reversible. Si deja de usar las lentes, después de poco tiempo la córnea recupera su forma original, lo que deriva en la vuelta de la miopía. Sí, orto-K no elimina la necesidad de usar las lentes especiales, pero la reversibilidad del tratamiento es una ventaja indudable ante la cirugía refractiva.

Además, el paciente que desee someterse a cirugía, puede encontrar en orto-K una manera de aproximar el resultado de la operación futura, para entender cuál será la calidad de la visión.


 





На главнуюSobre la companiaLos comentariosPrecios (en ruso)Contactos (en ruso)Preguntas Doctor Lens © 2015