Doctor Lens Doctor Lens
Index

Seguridad de la OK-terapia

Para los especialistas, la pregunta principal sobre la seguridad de cualquier procedimiento médico es una cuestión sobre efectos secundarios y complicaciones. Al hablar de cualquier tipo de corrección mediante lentes de contacto, incluida la OK-terapia, la única complicación grave es la queratitis microbiana (bacteriana, de ameba, fúngica). Esta enfermedad puede dar lugar a consecuencias irreversibles y en una reducción significativa de la mejor agudeza visual corregida.

Hay publicadas algunas decenas de casos de queratitis microbiana en relación con la OK-terapia, pero, por sorprendentes que fueran esos casos, no se proporcionan datos sobre la frecuencia de esta complicación y de su peligro potencial.

En el año 2009 se realizó un estudio en forma de encuesta, en la Universidad de Ohio (Estados Unidos), financiado por Bausch & Lomb y Paragon Vision Sciences. Participaron 86 especialistas que tenían 1317 pacientes (2593 pacientes por año). El resultado arroja una incidencia de 7,7 casos de queratitis microbiana por cada 10,000 pacientes por año.

Hemos realizado un estudio retrospectivo propio. Estudiamos 1392 historias de pacientes ambulatorios, que llevaron las lentes ortoqueratológicas por períodos de 2 a 4 años (3132 pacientes por año). Estos datos fueron presentados en la primera conferencia de la Sociedad Europea de Ortoqueratología en Madrid (junio de 2012) y en la conferencia “Los horizontes de Neva” en San Petersburgo (octubre de 2012). Se obtuvo la cifra de 9,4 casos de queratitis microbiana por cada 10000 pacientes por año.

En las Primeras Jornadas Clínicas de Ortoqueratología Nocturna (Madrid, 2014), el profesor José Manuel González-Méijome hizo la presentación “Seguridad y eficacia de OKN”, en la que mencionó una incidencia de 6,5 casos de queratitis microbiana por cada 10000 pacientes por año.

Estos datos son notablemente inferiores a los publicados sobre el uso prolongado de lentes blandas, incluido las de hidrogel de silicona (entre 20 y 57 casos por cada 10000 pacientes por año), pero mayor que en el caso de las lentes de contacto blandas diurnas (4 por cada 10000 pacientes por año). De cualquier modo, estos resultados demuestran que el riesgo de desarrollar queratitis microbiana por el uso de Orto-K está dentro de los límites aceptados por la práctica mundial de la corrección de la vista mediante lentes de contacto.

Afortunadamente, la queratitis microbiana con relación a la corrección por lentes de contacto tiene resultados relativamente favorables. La reducción significativa de la mejor agudeza visual corregida (de 5 líneas o más) se produce en 1 de cada 4-8 casos (según distintos autores). En nuestro estudio retrospectivo, el resultado fue en 1 de cada 9 casos. Por supuesto, los datos de observaciones individuales son bastante aproximados, sin embargo dan una idea de cuál es la frecuencia de la reducción de la mejor agudeza visual corregida con OK-terapia.

Otro tipo de queratitis infecciosa que puede causar una reducción considerable de la mejor agudeza visual corregida es la queratitis de herpes, aunque potencialmente sea menos peligrosa en este sentido. Los datos científicos sobre la prevalencia de la queratitis de herpes son muy imprecisos y varían de los 3 a los 36 casos (o más) por cada 10000 pacientes por año.

En nuestro estudio se registraron 4 casos de queratitis de herpes, lo que da un 12,6 por cada 10000 pacientes por año. No hay razón para considerar el uso de la OK-terapia como un factor de riesgo de este tipo de queratitis.

Una de las características de la OK-terapia en comparación con las lentes de contacto de uso diurno, es que las lentes nocturnas están inmóviles en el ojo. Por un lado, proporciona comodidad y las lentes no requieren de un período de adaptación. Por otro, la presencia de alguno de los factores nocivos (cuerpos extraños, sedimentos, productos químicos…) bajo la lente puede pasar desapercibida para el paciente y afectar la córnea.

En este sentido, un aspecto muy importante es el cumplimiento por parte del paciente de las reglas de uso, limpieza y cuidado de las lentes. En todos los casos registrados de queratitis microbiana estas reglas no habían sido debidamente cumplidas, según afirmaciones por parte de los mismos pacientes. De acuerdo con Peter C. Donshik y algunos de sus colaboradores, entre un 50 y un 99(!)% de los pacientes que usan lentes de contacto incumplen las recomendaciones de su especialista.

Como ejemplo se puede citar un extracto de la descripción de un caso clínico, que está publicado en la revista Eye and Contact Lens en 2007. “Desde los 16 años, un joven usaba lentes ortoqueratológicas de un material de Boston Equalens II (permeabilidad a gases 85 de ISO/Fatt). A la edad de 19 años (13 de noviembre de 2004) se le detectó una úlcera en el ojo izquierdo. Hasta el 15 de febrero de 2005 no se pudo confirmar que el agente etiológico era  una ameba. Después de esto se inició una terapia tópica con tres medicamentos: Brolen, polihexametilenbiguanida y clorhexidina. Al terminar la terapia, el 28 de marzo de 2006, la visión del paciente se había deteriorado hasta la percepción de la luz. Otra complicación que se encontró fue un glaucoma de ángulo cerrado; se le realizó una operación de bypass y catarata madura. En el proceso de tratamiento se encontró que durante todo el tiempo (más de 3 años) el paciente había estado usando Boston Cleaning System para la limpieza de las lentes, enjuagándolas con agua del grifo y guardándolas en esa misma agua, sin cambiar ni lavar el contenedor. Su especialista no sabía nada al respeto.

Este caso es significativo por el desconocimiento que tenía el especialista sobre el grave incumplimiento de sus recomendaciones por parte del paciente. En nuestras clínicas se introdujo una regla que recomendamos a todos los especialistas de OK-terapia: en las visitas a la consulta, el paciente trata las lentes con un limpiador (de la misma manera que en casa), pero bajo el control de su especialista. Al hacerlo, a menudo, se detectan errores importantes que es necesario corregir inmediatamente.

Los niños y adolescentes pertenecen a una categoría especial de pacientes, ya que la responsabilidad social, incluso en lo que a su salud respecta, se ha reducido. Los padres tienen que controlar la manera en la que los niños siguen las instrucciones de su especialista y no deben permitirles completa autonomía a la hora de manipular las lentes. Es labor del especialista, una muy importante, la de instruir también a los padres para que puedan supervisar a sus hijos diariamente. Las cuestiones de seguridad no deben ser sobreestimadas al elegir un método de corrección para los niños, teniendo en cuenta el efecto inhibidor de la OK-terapia en la progresión de la miopía

 

Las referencias.

1. Watt K, Swarbrick HA. Microbial keratitis in overnight orthokeratology: review of the first 50 cases. Eye Contact Lens 2005; 31: 201–208.

2. Watt K, Swarbrick HA. Trends in microbial keratitis associated with orthokeratology. Eye Contact Lens. 2007; 33(6 Pt 2):373-7.

3. Schein OD, McNally JJ, Katz J, Chalmers RL, Tielsch JM, Alfonso E, Bullimore M, O'Day D, Shovlin J. The incidence of microbial keratitis among wearers of a 30-day silicone hydrogel extended-wear contact lens.  Ophthalmology. 2005 Dec;112(12):2172-9.

4. Cheng KH, Leung SL, Hoekman HW, Beekhuis WH, Mulder PG, Geerards AJ, Kijlstra A. Incidence of contact-lens-associated microbial keratitis and its related morbidity. Lancet. 1999 Jul 17;354(9174):181-5.

5. Schein OD, Poggio EC Ulcerative keratitis in contact lens wearers. Incidence and risk factors. Cornea. 1990;9 Suppl 1:S55-8; discussion S62-3.

6. Morgan PB, Efron N, Hill EA, Raynor MK, Whiting MA, Tullo AB. Incidence of keratitis of varying severity among contact lens wearers. Br J Ophthalmol. 2005 Apr;89(4):430-6.

7. Holden BA, Sankaridurg PR, Sweeney DF, Stretton S, Naduvilath TJ, Rao GN. Microbial keratitis in prospective studies of extended wear with disposable hydrogel contact lenses. Cornea. 2005 Mar;24(2):156-61.

8. Green MD, Apel AJ, Naduvilath T, Stapleton FJ. Clinical outcomes of keratitis. Clin Experiment Ophthalmol. 2007 Jul;35(5):421-6.

9. Watt K. MK in OK: the Australian experience. Report at III Global Orthokeratology Simposium, Chicago, 2005.

10. Kaufman HE. Herpetic keratitis. Proctor Lecture. Invest Ophthalmol Vis Sci, 1978 17(10):941-957.

11. В.А.Исаков, С.А.Сельков, Л.К.Мошетова, Г.М.Чернакова. Современная терапия герпесвирусных инфекций (С-Пб – М, 2004).

12. Labetoulle M, Auquier P, Conrad H, Crochard A, Daniloski M, Bouée S, El Hasnaoui A, Colin J. Incidence of herpes simplex virus keratitis in France. Ophthalmology. 2005 May;112(5):888-95.

13. Moshirfar M, Welling JD, Feiz V, Holz H, Clinch TE. Infectious and noninfectious keratitis after laser in situ keratomileusis Occurrence, management, and visual outcomes. J Cataract Refract Surg. 2007 Mar;33(3):474-83.

14. Efron N, Morgan PB, Hill EA, Raynor MK, Tullo AB. Incidence and morbidity of hospital-presenting corneal infiltrative events associated with contact lens wear. Clin Exp Optom. 2005 Jul;88(4):232-9.

15. Brennan NA, Coles ML, Comstock TL, Levy B. A 1-year prospective clinical trial of Balafilcon a (PureVision) silicone-hydrogel contact lenses used on a 30-day continuous wear schedule. Ophthalmology. 2002;109:1172-1177.

16. Bergenske P, Long B, Dillehay S, Barr JT, Donshik P, Secor G, Yoakum J, Chalmers RL. Long-term clinical results: 3 years of up to 30-night continuous wear of lotrafilcon A silicone hydrogel and daily wear of low-Dk/t hydrogel lenses. Eye Contact Lens. 2007 Mar;33(2):74-80.

17. Walker J, Young G, Hunt C, Henderson T. Multi-centre evaluation of two daily disposable contact lenses. Cont Lens Anterior Eye. 2007 May;30(2):125-33. Epub 2007 Mar 28.

18. Donshik PC, Ehlers WH, Anderson LD, Suchecki JK. Strategies to better engage, educate, and empower patient compliance and safe lens wear: compliance: what we know, what we do not know, and what we need to know. Eye Contact Lens. 2007 Nov;33(6 Pt 2):430-3; discussion 434.

19. Robertson DM, McCulley JP, Cavanagh HD. Severe acanthamoeba keratitis after overnight orthokeratology. Eye Contact Lens. 2007 May; 33(3):121-3.

20. Van Meter WS, Musch DC, Jacobs DS, Kaufman SC, Reinhart WJ, Udell IJ; American Academy of Ophthalmology. Safety of overnight orthokeratology for myopia: a report by the American Academy of Ophthalmology. Ophthalmology. 2008 Dec;115(12):2301-2313.


 





На главнуюSobre la companiaLos comentariosPrecios (en ruso)Contactos (en ruso)Preguntas Doctor Lens © 2015